inicio
sumario
viajes
galeria
miradas
flash-news
info práctica
diarios de viaje
links

Al encuentro de la nada
Los grandes desiertos del mundo

Cristina Casas

Los grandes espacios vacíos de la geografía siempre han ejercido una fuerte llamada en el ser humano. La necesidad de llenar el desconocimiento sobre ellos ha sido, desde tiempos inmemoriales, el motor que ha llevado al hombre a salir de exploración sin más meta que la de ampliar el conocimiento y, en muchas ocasiones, ser el primer ser humano que alcanzaba a mirar aquello que en la cartografía antigua se denominaba con el misterioso calificativo de “terra incognita”.

Lejos quedan los tiempos en que los exploradores y viajeros tenían que enfrentarse a grandes vacíos en los mapas. La cartografía moderna cuenta con medios inimaginables para quienes en siglos pretéritos partían en pos de la ilusión de llenar con descripciones grandes masas del planeta que habían permanecido ocultas y misteriosas. Los satélites han rastreado cada centímetro de nuestro planeta, incluso la luna ha sido cartografiada con todo detalle. Ya no quedan grandes espacios por descubrir, ni fenomenales áreas geográficas a las que merezca la pena el esfuerzo de encontrar con la urgencia de darles nombre y apuntarse el tanto de haber sido el primero en pisarlas. En este sentido, ni siquiera la luna resulta atractiva para las grandes corporaciones. Después de que Neil Armstrong dejase la impronta de sus botas sobre el polvo lunar, parece como si en este sentido ya no tuviésemos, como sociedad, la necesidad de seguir siendo los primeros en haber conseguido este tipo de cotas. La Agencia Aeroespacial Europea o la NASA han fotografiado cada centímetro del planeta, Google Earth nos acerca, desde la comodidad de nuestro hogar, hasta los puntos más recónditos; sin embargo, continúan existiendo lugares en los que la atracción atávica por los espacios vacíos siguen siendo un imán que atrapa a los viajeros.

Los desiertos, con su elocuente silencio y geografía inhóspita, son los últimos lugares de la tierra que aún se apoderan del espíritu viajero de muchos. Siguen siendo -en el misterio de sus nombres- santuarios de lo desconocido. Poco importa que los veamos retratados a todo color por obra y gracia de un satélite situado a varios miles de kilómetros de la superficie de nuestro planeta, poco importa que ya hayan sido cruzados y explorados, que la geología, biología o cartografía hayan investigado y desvelado sus secretos. Los desiertos siguen siendo, en muchas ocasiones, el influjo que nos empuja a cambiar de fronteras por el simple y maravilloso placer de sentirnos lejos de todo, a veces en planetas lejanos e innombrables. Cualquiera que haya caminado durante unas horas en la soledad de la inmensidad del Sahara o, en comparación con éste, en la discreción del Thar, sentirá que algo intangible le ha capturado y no podrá jamás evitar la necesidad de salir, de nuevo, al encuentro de la nada, aún a sabiendas que en esa nada puede que encontremos paisajes interiores más salvajes e indomables que las geografías que nos rodean.

Geográficamente se define como desierto a un área de terreno árido en el que las precipitaciones casi nunca superan los 250 milímetros al año. Los desiertos forman la zona emergida más extensa de la Tierra: su superficie total es de 50 millones de kilómetros cuadrados, aproximadamente un tercio de la superficie terrestre -el 30% de las tierras emergidas-.

Gran parte de los desiertos del mundo se ubican en zonas caracterizadas por las altas presiones constantes, condición que no favorece a la lluvia. Entre ellos se encuentran los desiertos del Sahara (el más extenso del planeta), el del Kalahari, el de Namib y el de Ogaden, en África; los desiertos Arenoso y Victoria -que ocupan la mayor parte de Australia-; los desiertos de Gobi, Kara-Kum, Takla-Makán, de Arabia, Rub-al-Jali, de Siria, de Judea, Sinaí-Neguev, en Asia; y los desiertos de Arizona, Sonora, Mojave, Atacama, Sechura, los Médanos y Paraguaná en América.

• Tipos de desierto

La mayoría de las clasificaciones radican en una combinación del número de días de lluvia por año -cantidad pluviométrica anual-, temperatura, humedad y otros factores. En 1953 el geógrafo americano, especialista en zonas áridas, Peveril Meigs dividió las regiones desérticas de la Tierra en tres categorías, de acuerdo con el total de lluvia que reciben. Por este sistema, hoy ampliamente aceptado, los terrenos extremadamente áridos son los que tienen menos de 250 milímetros de lluvia anual, y los terrenos semi-áridos tienen una media de precipitación anual entre 250 y 500 milímetros.

Existen diferentes formas de desiertos. Los desiertos fríos pueden estar cubiertos de nieve, no reciben mucha lluvia, y la que cae permanece congelada como nieve compacta. Estas áreas se llaman comúnmente tundra cuando en ellas existe una corta estación con temperaturas por encima de cero grados Celsius, y florece algo de vegetación en ese periodo; o regiones polares si la temperatura permanece bajo el punto de congelación durante todo el año, dejando el suelo prácticamente sin formas de vida.


REGIONES POLARES


• Antártico: 12.393.000 km² (Polo Sur)

La Antártida es el continente más elevado de la Tierra, con una altura promedio de 2.000 metros sobre el nivel del mar. En invierno se originan temperaturas frecuentes por debajo de los –60ºC, llegándose a registrar una temperatura máxima de –92ºC. Alberga alrededor del 80% del agua dulce del planeta y, aunque algunas zonas -como la occidental- están experimentando una pérdida de hielo, los últimos estudios muestran un crecimiento del hielo marino antártico muy superior a dicha pérdida; una tendencia, además, en oposición a la que se venía dando desde la última glaciación. Según el Profesor Curt Davis, de la Universidad de Missouri, la Antártida es " el único gran cuerpo de hielo terrestre que está ganando masa en lugar de perderla ". Sin embargo, estudios realizados con la ayuda de satélites de la NASA indican que el calentamiento global en el período 1998-2008 ha acelerado un 75% el deshielo del continente antártico; tal deshielo se presenta más patentemente en las zonas de latitudes y altitudes más bajas, las cuales se encuentran en la Antártida Occidental. Sin embargo, estos datos contradictorios tienen una explicación: las zonas cercanas a la costa y las zonas costeras están sufriendo una acelerada fusión de los hielos. Por contrapartida las áreas centrales del continente antártico parecen estar teniendo un incremento de los hielos que quizás se explicaría precisamente (y paradójicamente) por el aumento global promedio de las temperaturas. Al haber unos pocos grados más es posible que el centro del continente antártico esté recibiendo flujos mayores de humedad atmosférica, que se precipitan en nieve rápidamente, para transformarse, también rápidamente, en capas estratificadas de hielo nuevo.

Imágenes por gentileza de la NASA

El descubrimiento del continente podría corresponder al explorador español Gabriel de Castilla, en 1603, quien habría llegado a los 64°S y avistado tierra en esas latitudes, de acuerdo con el testimonio de 1607 de un marinero holandés que navegara con él, y una publicación también holandesa de 1622. En el siglo XVIII era frecuente que cazadores de focas españoles y sudamericanos navegasen hasta las costas de la península Antártica durante los veranos. Pero la divulgación de la existencia concreta de este continente no se efectuó hasta principios del siglo XIX, por parte de cazadores de focas y ballenas, que sólo permanecían el tiempo necesario para sus actividades de caza y partían antes del inicio del invierno polar.


ÁFRICA

Sáhara: 9.065.000 km² (Norte de África)

El Sáhara es el desierto cálido más grande del mundo. Localizado en el norte de África, divide el continente en dos zonas: el África mediterránea al norte y el África subsahariana al sur. Al este limita con el Mar Rojo, por el oeste con el Océano Atlántico y en el norte con el macizo del Atlas y el mar Mediterráneo. Su territorio se extiende por 11 países: Argelia, Túnez, Marruecos, Sahara Occidental, Mauritania, Malí, Níger, Libia, Chad, Egipto y Sudán, variando constantemente sus fronteras, debido a los ciclos regulares de expansión/contracción de este desierto vivo.

Marruecos – foto: WikimediaComons


• Desierto de Libia: 1.680.000 km² (Libia)

El Desierto de Libia se enmarca dentro del Sáhara, ocupando todo el sur del país y extendiéndose hasta Egipto y Sudán. Es una de las zonas más inhóspitas del planeta. En su extremo norte, en El Aziziyah, se ha registrado la temperatura más alta del planeta, casi 58 ºC, el 13 de septiembre de 1922.


Desierto del Kalahari: 259.000 km² (Botsuana y partes de Zimbabwe, Namibia y Sudáfrica)

El Kalahari, Gran Sed en lengua tswano, ocupa una vasta área situada al sudoeste del África subsahariana, cubriendo buena parte de Botswana y grandes extensiones de Namibia y de Suráfrica y algunas zonas de Angola, Zambia y Zimbabwe. Su único río permanente, el Okavango, fluye hasta un delta en el del noroeste, formando grandes zonas pantanosas biológicamente muy ricas. Cauces de río secos cruzan las zonas centrales de este desierto proporcionando lagunas y estanques a lo largo de la estación lluviosa.

NASA

El Kalahari tiene extensas áreas cubiertas por su característica arena roja sin ningún curso de agua superficial permanente. Sin embargo, el Kalahari no es un verdadero desierto. Algunas áreas del Kalahari reciben sobre 250 milímetros de precipitación en la estación de las lluvias, quedando cubiertas por una rica vegetación que permite la existencia de una gran variedad de fauna. Las temperaturas del verano en el Kalahari oscilan entre los 20 a 45°C.


Desierto del Namib: 162.000 km² (Namibia)

Desierto de Namib - foto: Hans Hillewaert

El desierto del Namib, cuyo nombre significa “enorme” en lengua nama, se extiende a lo largo de la costa de Namibia, entre el río Orange, que marca la frontera con la República de Sudáfrica, al sur, y el río Kunene, que marca la frontera con Angola, al norte. Tiene una longitud de unos 1.600 km. y una anchura que varía entre 80 y 200 Km. El Namib está considerado el desierto más viejo del mundo y se tiene constancia de que ya existía durante la Era Terciaria, hace 65 millones de años, época en que se extinguieron los dinosaurios.

NASA

Desierto del Néguev: 13.000 km² (norte de Egipto y sur de Israel)

El Néguev, que en árabe significa “seco”, está situado en el Próximo Oriente, al sur de Israel. Ocupa un área de unos 13.000 km², con forma de triángulo invertido cuyo vértice meridional está situado en Eilat, sobre la costa del Mar Rojo. Al oeste limita con la península del Sinaí (Egipto), y al este con la zona meridional de Jordania, sirviendo de frontera el wadi Aravá. Es, en muchos aspectos, un lugar inhóspito, con temperaturas próximas a los 50ºC, con presencia de páramos pizarrosos, cañadas y cañones arrasados por la erosión. Sus recursos minerales son escasos, si bien destaca la existencia de filones de cobre y rasgos de petróleo. Destaca la existencia de tres cráteres -o circos erosivos-, denominados ha-Majtesh ha-Gadol (El Gran Cráter), ha-Majtesh ha-Katán (El Pequeño Cráter) y el Cráter Ramón, que posiblemente sea la mayor estructura cratérica no meteórica de la Tierra.

Desde el punto de vista histórico, la inhospitalidad de la zona ha disuadido a la mayor parte de las culturas por explotar este territorio. Sin embargo, existen evidencias de ocupación durante el periodo nabateo (siglo III a.C.- al siglo I), como son los restos de las ciudades de Avdat, Shivta, Kurnub y la capital nabatea: Petra (Jordania). También destaca la posterior influencia romana, y luego bizantina, en esta región.

 

ASIA: Oriente Próximo

Arábigo: 1.300.000 km2 (Península Aràbiga)

Ocupa los territorios nacionales de Arabia Saudita, Kuwait, Qatar, Emiratos Arabes Unidos, Oman y Yemen. Se extiende en el Este de Egipto, bordeado por el Valle del Nilo, al oeste, y el Mar Rojo y el Golfo de Suez al este, fundiéndose en el desierto de Nubia al sur.

Los antiguos egipcios utilizaron sus importantes yacimientos minerales que fueron fundamentales para iniciar la construcción del imperio.


Rub al Kali: 647.500 km² (Arabia Saudita, Emiratos Árabes Unidos, Omán y Yemen)

wikipedia commons NASA

Es la ecoregión más grande en la península arábiga: una extensa área que se estira de Yemen al Golfo Pérsico y de Omán a Jordania y a Irak. Su clima es extremadamente seco y las temperaturas oscilan entre el calor extremo y la noche estacional gélida. En la mayor parte de el Rub'al-Khali las precipitaciones son generalmente de menos de 35 mm. al año. Las temperaturas oscilan entre los 50°C en verano, con una temperatura media de 12°C en invierno, aunque en las noches invernales puede alcanzar fácilmente los 0°C.


Desierto Sirio: 324.000 km² (norte de Arabia, Iraq, Siria y Jordania)

El desierto de Siria es una árida y desértica planicie del Cercano Oriente. Se extiende sobre gran parte del norte de Arabia Saudita, el este de Jordania, el sur de Siria y el occidente de Iraq. Alguna vez cubierto en gran parte por ríos de lava, constituyó una barrera casi impenetrable hasta los tiempos modernos entre las zonas pobladas del Levante mediterráneo y Mesopotamia. Hoy día está atravesado por varias carreteras y oleoductos.

An Nafud: 132.000 km² (Arabia Saudita)

NASA

Este desierto, situado al norte de Arabia Saudita, ha sido históricamente una barrera para viajar debido a sus colosales y frecuentes tormentas de arena que forman inmensas dunas, capaces de tragar todo cuanto encuentran a su paso. Este es el segundo mayor desierto de la península arábiga.



ASIA

Gobi: 1.040.000 km² (China y Mongolia)

NASA
Mongolia – Foto: Wikimedia Commons

El Desierto de Gobi se sitúa entre el norte de China y el sur de Mongolia. Se puede considerar uno de los desiertos, o zonas desérticas, más grandes e importantes de todo el mundo. Lo rodean las montañas de Altai y las estepas de Mongolia por el norte, y por el suroeste la meseta del Tíbet y la planicie del norte de China. La palabra gobi significa "desierto" en mongol. El Gobi está compuesto por diferentes regiones geográficas y ecológicas, basadas en sus variaciones de clima y topografía.

Históricamente, el Desierto de Gobi se destaca por haber sido parte del imperio Mongol y por la localización de varias ciudades importantes a lo largo de la mítica Ruta de la Seda.

Taklamakán: 323.737 km² (China)

Taklamakan es un desierto de Asia Central, en la Región Autónoma Uigur de Xinjiang, en la República Popular China. El nombre Taklamakan, traducido literalmente, quiere decir "si entras, no saldrás". Ocupa un área de 270.000 km². Por su borde septentrional y meridional lo atraviesan dos ramales de la Ruta de la Seda. El río de Jade Blanco, llamado así por los depósitos de jade que se encuentran en él, atraviesa este desierto.


NASA
Taklamakan - foto: Colegota

En sus arenas se han hallado restos arqueológicos que apuntan al periodo de los Tocarios, un pueblo que habitó la zona entre el primer milenio antes de Cristo y el primer milenio de nuestra era. También se han encontrado en la región varias momias con una antigüedad superior a los 4.000 años, y la mayoría parecen ser de rasgos europeos, por lo que se apunta a que pertenecen a este antiguo pueblo.

Más tarde, el Taklamakan estuvo habitada por gente de origen euroasiático. Con la dinastía Tang los chinos extendieron lentamente su control sobre los oasis para poder así controlar la Ruta de la Seda que cruzaba Asia central. Los periodos de control chino estuvieron interrumpidos por periodos de control mongol y tibetano. La población actual consiste en uigugures y kazajo s en los pueblos, mientras que la población en las ciudades más importantes es de mayoría Han.

 

Desierto de Karakum: 300.000 km² (Turkmenistán) 

NASA

Ocupando la mayor parte de Turkmenistán, el desierto Karakum es el 10° desierto más grande del mundo y el más importante en Turkmenistán y en el Asia Central.

Hace unos 30 millones de años la región entera de Karakum estuvo cubierta por el mar. Los procesos orogénicos en la parte meridional del llano de Turan dieron lugar a una disminución gradual del mar, y en última instancia a su desaparición. Posteriormente, el río Amu Darya fluyó a través del Karakum, cambiando su lecho de vez en cuando y depositando grandes cantidades de sedimentos aluviales. Las arenas de Karakum contienen unos 40 minerales diferentes traídos por el curso del Amu Darya desde las montañas al sureste. Cuando el Amu Darya varió su curso girando al norte hacia el mar de Aral, la superficie del Karakum se formó, gracias a los procesos eólicos, hasta conformar la actual diversidad de las relieves que caracterizan este desierto.

Thar: 260.000 km² (India y Pakistán)

El Desierto de Thar es una extensa región de desierto arenoso situada al noroeste de India y al este de Pakistán. Situado principalmente en el estado de Rajasthan, en la India , el desierto de Thar tiene una longitud de alrededor de 805 km. y una anchura aproximada de 485 km.

Fort Mehrangarh/Pushkar/India - Foto: Wikimedia Commons

El terreno lo forman colinas de arena onduladas, entre las que hay vegetación dispersa y elevaciones rocosas. La altitud varía entre los 457 m. en las cumbres más bajas de los Aravallis, y los 61 m. cerca de Rann de Kachch. La media de precipitaciones, casi todas en forma de chaparrones monzónicos, oscila entre los 127 y los 254 mm. al año. Las temperaturas ascienden hasta los 52,8°C en julio. Desde la segunda mitad del S. XX se han recuperado áreas del norte y el oeste del desierto para el uso agrícola, especialmente merced al canal artificial de riego llamado Indira Gandhi. La principal actividad de su escasa población es el pastoreo, y son importantes las industrias del cuero y la lana. En 1974 India detonó su primera bomba atómica en la zona más despoblada del Thar.

En este desierto se encuentran unas de las últimas poblaciones de león asiático en estado silvestre. Por el noroeste, ya íntegramente dentro de territorio pakistaní, el Thar continúa extendiéndose por el desierto de Cholistán.  


Kyzyl Kum:
225.000 km² (Uzbekistán y Kazajistán)


Kyzyl Kum – foto: NASA

El Kyzyl Kum cuyo nombre significa la arena roja en Uzbek, está situado en Asia Central, entre los ríos Amu Darya y Syr Darya, y está dividido entre Kazakhstan, Uzbekistan y, en parte, Turkmenistan. Ocupa un territorio que consiste principalmente en un llano extenso en una altitud de hasta 300 m. sobre nivel del mar. Salpicado con algunos oasis, la mayor parte de él se cubre con dunas de arena, y en las extensas áreas del noroeste se compone de capas de arcilla.

Desierto de Dasht-e-Kavir: 77.600 km² (norte de Irán)

Dasht-e-Kavir significa “gran desierto de la sal” en árabe. Es un desierto que se ubica en el medio de la meseta iraní. Mide cerca de 800 kilómetros de largo y 320 kilómetros de ancho. El área de este desierto se extiende desde la montaña de Alborz, en el noroeste, al desierto de Dasht-e Lut -en el sureste-, y se reparte entre las provincias iraníes de Khorasan, Semnan, Tehran, Isfahán y Yazd.

NASA

 

Dasht-e-Lut: 52.000 km² (este de Irán)

El Dasht-e-Lut , que en persa significa "Desierto del vacío", es un gran desierto salado que se extiende en el sureste de Irán.

NASA

La geografía de Irán está formada por una meseta rodeada de montañas, dividida en cuencas hídricas. Dasht-e-Lut es una de las más grandes cuencas desérticas, de 480 kilómetros de largo y 320 de ancho, y también uno de los desiertos más secos y cálidos. Un satélite de la NASA documentó temperaturas en la superficie del Dasht-e-Lut de hasta 71°C, la temperatura más alta jamás documentada sobre la superficie de la Tierra. Esta región, que cubre una zona de alrededor de 480 kilómetros, se llama Gandom Beriyan (el trigo tostado). Su superficie está enteramente cubierta con lava volcánica negra. Esta oscura cubierta absorbe con exceso la luz solar, lo que debido a la diferencia de temperatura con las elevaciones vecinas forma un túnel de viento. Se ha documentado que ninguna criatura vive en esta región. La otra gran cuenca desértica de Irán es el Dasht-e-Kavir. Durante la temporada húmeda de la primavera el agua fluye brevemente de las montañas Kermán, pero pronto se seca, dejando detrás sólo rocas, arena y sal.

La parte oriental de Dasht-e-Lut es una meseta baja cubierta de salinas. En contraste, el centro ha sido esculpido por el viento en una serie de crestas y surcos paralelos, que se extienden a lo largo de 150 kilómetros y alcanzan los 75 metros de alto. El sureste es una vasta extensión de arena, como un erg sahariano, con dunas de 300 m. de alto, que se cuenta entre los más altos del mundo.


AMERICA DEL NORTE

Desierto de Sonora: 310.800 km² (suroeste de Estados Unidos y norte de México)

Desierto de Sonora – NASA

Se extiende desde el sur de los EE.UU. hasta el norte de México, cubriendo grandes partes de Arizona y California, así como del estado mexicano de Sonora, que le da el nombre. Es uno de los desiertos más calurosos y grandes del mundo, cubriendo un área 311,000 km². El desierto contiene una variedad de flora y fauna únicas, como el cactus saguaro. De acuerdo a su vegetación, el Desierto de Sonora se subdivide en 7 regiones: Valle del Bajo Colorado, Tierras Altas de Arizona, Llanura Sonorense, Estribaciones de Sonora, Costa del Golfo Central, El Vizcaíno y La Magdalena. Muchos ecologistas de hecho consideran que las regiones de El Vizcaíno y La Magdalena, que yacen en lado oeste de la Península de Baja California, son una eco-región aparte: el Desierto de Baja California.


Desierto de Chihuahua: 225.302 km² (norte de México y sur de los Estados Unidos)

New Mexico – Desierto de Chihuahua – foto: James Gordon
NASA

El Chihuahua es el desierto más extenso de América del Norte. Se ubica a lo largo de la frontera de los Estados Unidos y México. Del lado de los Estados Unidos ocupa los valles y cuencas del centro del estado de Nuevo México, así como la región al oeste del Río Pecos, en el estado de Texas; del lado de México, se ubica en la Altiplanicie Mexicana cubriendo gran parte de los estados de Chihuahua y Coahuila. De los cuatro grandes desiertos norteamericanos, el Desierto de Chihuahua es el que se encuentra más al este y al sur del continente. Recibe este nombre por ser en el estado de Chihuahua donde se iniciaron los estudios de este ecosistema.

Desierto de Mojave: 65.000 km² (Estados Unidos)

NASA

Mojave es la forma local de referirse al Desierto Alto, que ocupa una gran porción del sur de California y algunas partes del norte, el suroeste de Utah, el sur de Nevada y el noroeste de Arizona, en los EE.UU. Los límites de este desierto se definen generalmente por la presencia de yuccas. Las fronteras físicas incluyen las cordilleras de Tehachapi, San Gabriel y San Bernardino. Algunas de ellas de las más grandes de California. La Gran Cuenca linda por el norte, y el Bajo Desierto por el sur y el este. Se cree que en dicho desierto de Mojave hay entre 1.750 y 2.000 especies de plantas.

Foto: Wikimedia Commons

 

AMÉRICA DEL SUR

Desierto de Atacama: 180.000 km² (norte de Chile y sur del Perú)

Atacama - foto Nanosmile

Atacama es el desierto más árido de todo el planeta. La región más yerma se extiende en el norte de Chile, entre el río Copiapó y el río Loa, en la Región de Antofagasta y al norte de la Región de Atacama. El desierto de Atacama está enmarcado por la cordillera de los Andes y la costa. Forma parte del Desierto del Pacífico y limita al norte con el Desierto de Sechura. Los investigadores, como la National Geographic, consideran que la zona costera del sur de Perú forma parte del desierto de Atacama, incluyendo los desiertos al sur de la Región Ica. Se encuentra situado sobre el Trópico de Capricornio, al igual que el Desierto del Kalahari o que el Gran Desierto Australiano.

Salar de Uyuni: 12.000 km² ( Bolivia)

El salar de Uyuni o de Tunupa es, con sus 12.000 km², el mayor desierto de sal del mundo. Está situado a unos 3.650 metros de altura en el Departamento de Potosí, en el Altiplano de Bolivia, sobre la Cordillera de los Andes. Mide ciento cincuenta kilómetros de norte a sur, y doscientos cincuenta kilómetros de este a oeste. Su suelo está formado por hasta once capas de sal, que varían en espesor desde los 2 a los 20 metros. Es uno de los depósitos de sal mayores del mundo, con casi 64 millones de toneladas.

NASA
wikimedia commons



OCEANÍA

Australiano: 2.330.000 km² (Australia)

Con un porcentaje del 44%, Australia posee el título de país desértico o semiárido. Sus desiertos cubren una gran porción de su territorio, encontrándose la mayoría en la región central y noroeste del país. El tamaño total de sus desiertos es de 2,3 millones de km². Los mayores desiertos australianos son: El Gran Desierto Victoria, el Gran Desierto Arenoso, el Desierto de Gibson y el Desierto de Simpson.


Gran Desierto Arenoso: 420.000 km² (Australia)

El Gran Desierto Arenoso se extiende a lo largo del noroeste de Australia. Forma parte de una vasta y llana región conocida como Desierto del Oeste, en el estado de Australia Occidental, que se sitúa entre las montañas rocosas de Pilbara y Kimberley. Limita al sudeste con el Desierto de Gibson y el Lago Mackay, al este con el Desierto de Tanami y al sudoeste con el Lago Dora y el Parque Nacional River Rudall. Toda la región se encuentra escasamente poblada y no existe ningún asentamiento significativamente grande. El primer europeo en cruzar el desierto fue Peter Warburton en 1873. La histórica ruta Canning Stock atraviesa algunas zonas del sudeste del Gran Desierto Arenoso.


Gran Desierto de Victoria: 325.000 km² (Australia)

Región inhóspita, árida y escasamente poblada del sur de Australia, se localiza entre los estados de Australia Meridional y Australia Occidental y presenta gran cantidad de pequeñas dunas de arena, extensas praderas y lagos de agua salada. Se extiende a lo largo de 700 Km. de anchura (de este a oeste). Limita: al oeste con la eco-región de arbustos de Australia Occidental; al noroeste con el Pequeño Desierto Arenoso; al norte con el Desierto de Gibson y las Praderas desérticas Centrales de arbustos; al este con el Desierto Pedregoso de Sturt y el Desierto de Tirari; y al sur con la Llanura de Nullarbor, que lo separa del Océano Antártico.

NASA

La media de precipitaciones anuales es baja, en torno a 200-250 mm. por año. Las tormentas son relativamente comunes en el Gran Desierto de Victoria, con un promedio de 15/20 tormentas anuales. Las temperaturas diurnas en verano rondan los 32-40°C. En invierno las temperaturas pasan a ser de 18-23°C, por lo que nunca llega a nevar en el desierto.

Gibson: 220.000 km² (Australia)

El Desierto de Gibson es un desierto localizado en Australia Occidental habitado exclusivamente por aborígenes. Es un terreno arenoso, con dunas y hierba seca. Entre su fauna más característica destacan al canguro rojo y el emú.

El Desierto de Gibson forma parte de la meseta de Australia Occidental y se extiende entre el Lago Disappointment y el Lago MacDonald, a lo largo del Trópico de Capricornio. Es un área donde abundan piedras y rocas. El nombre del desierto se debe a Alfred Gibson, explorador que murió en su intento de cruzarlo durante una expedición en 1874, junto a otro explorador -Ernest Giles-, que sobrevivió y bautizó al desierto en honor a su compañero.

foto: Gazjo


Desierto de Simpson: 130.000 km² (Australia)

Desierto Simpson – Australia – foto: NASA

El Simpson, situado en la región central de Australia, queda limitado al oeste por el río Finke y la sierra de Mabel, al norte por la sierra de Adam, al este por los ríos Georgina y Diamantina, y al sur con el lago Eyre.



info@fronterasdepapel.com